EL PRESUPUESTO

blog

¿Has pensado en qué responderías si te preguntaran cuánto gastas al mes? Tal vez en ropa, comida, transporte o entretenimiento. Probablemente debas recurrir a tus extractos bancarios, libretas y sumas de tickets y/o facturas del supermercado; o como muchos, responderás que sinceramente no sabes cuanto gastas.

Esto se debe a que no realizamos lo que se llama: presupuesto. No saber cuanto gastamos nos impide también, saber por lo tanto si ahorramos o no, y cuanto.

Ahora bien… ¿Qué es un presupuesto familiar? ¿Para qué hacerlo? ¿Cómo hacerlo? ¿Cómo mantener el equilibrio presupuestario? Todo esto te lo explicaré de manera fácil y breve para que así, puedas manejar tus ingresos y egresos como es debido

 

¿QUÉ ES EL PRESUPUESTO FAMILIAR?

Mas que todo, esta herramienta sirve como instrumento de previsión y anticipación que se elabora a través de los ingresos y egresos. Lo que permite conocer la situación económica en la que te encuentras, y de esa forma poder usar esa información para evitar posibles desviaciones y realizar planeaciones futuras

PARA QUÉ HACER UN PRESUPUESTO

Cada uno puede encontrar su motivo a según sea la utilidad que quiera dársele. Sin embargo, existen algunas razones generales en cualquiera que sea el motivo que tengas:

  • Para mantener los gastos al margen de los ingresos.
  • Evitar problemas financieros.
  • Poder tener control en los momentos difíciles.
  • Conocer la situación económica en la que te encuentras.
  • Prever gastos, ahorros y posibles inversiones.
  • Planificar tu economía a corto, mediano y largo plazo.

Ahora que conoces las principales razones para realizar un presupuesto, surge otra pregunta:

¿CÓMO HACER UN PRESUPUESTO?

Hacer un presupuesto es tan sencillo que los materiales para realizarlo los tienes a la mano todo el tiempo y quizás nunca lo has pensado. Todo lo que necesitas para realizar tu presupuesto es una hoja de papel, bolígrafo y una calculadora. 

Lo que debes hacer es un cuadro con dos columnas, la primera de ingresos y la segunda de gastos. En la columna de ingresos anotarás tus salarios, pensiones o cualquier entrada de dinero que perciba tu economía personal o familiar;  y en la de gastos,  puedes diferenciar de acuerdo al tipo de gasto que tengas, de esa forma te será más fácil analizar cual de ellos puedes reducir o incluso prescindir de el. 

  • Gastos fijos: son los gastos que consideramos obligatorios debido a un contrato legal existente (renta, impuestos, energía eléctrica, agua, estudios, etc.). No pagar estos gastos suponen para nosotros desalojo, corte de suministros, embargos, etc.
  • Gastos corrientes: no son obligatorios porque no implican un contrato legal de por medio; sin embargo, son indispensables para nuestra vida diaria, tales como: alimentos, transporte, vestimenta, etc.
  • Gastos ocasionales: son irregulares. En algunos casos son ineludibles como por ejemplo, los gastos médicos; sin embargo, hay otros que son reducibles o incluso prescindibles como es el caso de los viajes, ocio etc.

Es importante tener en cuenta que hay ciertos gastos fijos que suelen variar de monto en una determinada época del año, por ello no es recomendable que el presupuesto sea igual todos los meses.

Al finalizar de realizar el presupuesto, es importante analizar los datos y sacar nuestras conclusiones. Para ello te servirán estas preguntas: 

  • ¿He cubierto mis gastos?
  • ¿Tengo un sobrante que me permita enfrentar posibles eventualidades?
  • ¿Necesito reducir gastos?
  • ¿Puedo ahorrar?
  • ¿Qué ajustes debo hacer?

Ahora que sabemos como hacer y analizar nuestro presupuesto, es vital aprender a manejarlo bien.

¿CÓMO MANTENER EL EQUILIBRIO PRESUPUESTARIO?

Cuando hablamos de manejar un presupuesto, estamos hablando de aprender a controlar los gastos; por ello, es vital conocer algunas normas a seguir y así mantener el control del mismo.

  1. No todos los meses son los mismos, en lo que a gastos se refiere, algunos meses son mas «tranquilos».
  2. Cada mes:
  • Utiliza las facturas y comprobantes para hacer las cuentas con regularidad.
  • Haz un recuento de los ingresos necesarios para pagar los gastos fijos.
  • Evita gastar más de lo presupuestado en gastos corrientes.
  • Si tus ingresos llegaran a cambiar, lo debes tener en cuenta para realizar un reajuste de previsiones y objetivos.

Síguenos en nuestras redes

Mantente siempre informado

Suscríbase para recibir nuevas promociones

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

EN SÍNTESIS...​

Para mejorar la economía, ya sea familiar o personal, es importante tener un presupuesto bien realizado. Sin olvidar que los imprevistos acaecen por más planeado que lo tengamos todo, por ello siempre es recomendable pensar más allá de lo que podemos prever.

En MasterWolf creemos firmemente que el primer paso para cambiar los factores negativos que rigen tu vida es la educación. Por ello, la preparación de estas informaciones están totalmente elaboradas para que te ayuden a tomar buenas decisiones en cuanto al dinero y de esa forma vayas de a poco mejorando tu economía y tu situación financiera. No dejes de aprender y aplicar, esos dos factores impulsarán con creces tus objetivos en la vida y si tu objetivo es seguir creciendo, no dejes de estudiar nuestros blogs, estamos 100% convencidos de que serán de gran ayuda a tus sueños. En los siguientes blogs te hablaré de los préstamos, te daré así algunos consejos útiles y además tendrás la información correcta que te permitirá manejar los temas de financiación como todo un profesional. 

Abigail Golasik

Copywriting

También tenemos el mejor contenido gratuito

Accede a todo el contenido GRATUITO  que tenemos disponibles para ti 

Abrir chat
¿¡Necesitas Ayuda?
Bienvenido a MasterWolf
Hola 👋🏻 En que podemos Ayudarte